6

sábado, 15 de junio de 2013

Autoestima ¿Cómo fortalecer la autoestima de nuestros hijos?



FORMACIÓN DE LA AUTOESTIMA EN EL NÚCLEO FAMILIAR



AUTOESTIMA: FUENTE DE ENERGÍA PERSONAL

 

Autoestima es el valor que creo que tengo. Es la opinión y el sentimiento que cada uno tiene acerca de sí mismo, de los propios actos, los propios valores y las propias conductas. Según me valoren o devalúen mis padres y hermanos, pensaré que eso soy.
 


La autoestima en el niño con discapacidad frecuentemente se afecta, debido a que al no cumplirse las expectativas que tenían los padres para su hijo, se les dificulta apreciar los logros más que las limitaciones de su niño, repercutiendo negativamente en la formación de la autoestima de su hijo.

Cuando la autoestima es baja, nada nos entusiasma y cuando es alta nos sentimos llenos de entusiasmo y energía, nos sentimos seguros de nuestro propio valor y nuestra importancia.





Las relaciones interpersonales son relevantes en el desarrollo del ser humano, específicamente en la etapa infantil. Es precisamente a través de la convivencia con las personas que rodean al niño, que éste aprende formas de relacionarse, creencias, normas y aspiraciones que son generalmente transmitidas y apreciadas por la familia y el grupo cultural al que pertenecen.

Cuando el niño se relaciona con las personas que lo rodean, va conformando su personalidad, con sus capacidades y debilidades; alegrías y penas; su amor y su odio, sus afectos.

En los primeros años de vida el niño va formando su autoestima al darse cuenta que él es importante para sus padres y que puede aprender, en su ritmo y estilo de aprendizaje. Cuando los padres limitan el desarrollo de sus hijos (con o sin discapacidad), estos perciben que no pueden aprender muchas cosas y es cuando el niño empieza a formar una baja autoestima.

Como papás es importante que tomemos en cuenta que nuestro lenguaje y actividades corporales reflejan nuestros pensamientos,  así que a través de ellos nuestro hijo recibirá el mensaje de  lo que sentimos o pensamos de él. Por este motivo es muy importante saber que nuestra comunicación verbal y no verbal afectará directamente de manera positiva o negativa en la formación de la autoestima de nuestro hijo.

Cuando el niño se siente bien consigo mismo, hay magnificas posibilidades   de que pueda enfrentar la vida desde una postura de dignidad, sinceridad, fortaleza, amor.

Cuando el niño no se agrada, se devalúa, se castiga y enfrenta la vida desde una postura de temor e impotencia, creando un estado en el que se siente víctima y actúa en consecuencia castigándose ciegamente, y haciendo lo mismo con los demás. Es a la vez sumiso y tiránico. Responsabiliza a los demás por sus actos y su  realidad. Estas son algunas formas en las que se manifiesta una autoestima baja.



Es indudable que todos, en alguna época u otra, vivamos situaciones difíciles. Creemos que son  más los problemas que tenemos que las soluciones que podemos dar. La persona con autoestima alta toma todos los incidentes de la vida como crisis pasajeras. No se rinde, sabe que logrará lo que se propone y se sobrepondrá a la mayoría de los obstáculos.
 

¿Cómo se logra la autoestima y a qué edad?


El sentimiento de valor propio se logra desde la infancia. Los niños pequeños al interactuar con otros, se sienten apoyados en menor o mayor grado, reciben palabras de aliento o desaliento, directamente o indirectamente de los padres y de otras personas.

De las experiencias y comunicaciones con otras personas comienzan a formarse una imagen de ellos mismos, adquiriendo una especie de “balanza” que les ha dado el mundo adulto.

A través de estas primeras comunicaciones reciben ideas de lo que otros sienten hacia ellos, diversas opiniones sobre qué tan capaces son para hacer o no las cosas, qué tan agradables o desagradables son, qué tanta confianza les tenemos, qué tan independientes o dependientes quieren que sean.
 
Al trascurrir el tiempo, van asimilando el concepto que los otros les trasmiten y le van asignando una calificación a ese concepto. Esta “calificación” es la autoestima y representa qué tanto se quieren a sí mismos.
 

¿Qué pueden hacer los padres y los maestros para ayudar a mejorar la autoestima de los niños?
 

Una de las cosas más difíciles y más importantes de la educación es saber poner límites, impartir disciplina y enseñar orden, sin dejar de mostrar cariño y apoyo.

Para lograr una alta autoestima, los adultos deben dedicar al niño tiempo y atención, así como demostraciones de confianza, ternura, comprensión, ejemplo de trabajo, orden y respeto.

Si por lo contrario, la relación con los padres y personas que rodean al niño se basa en exigencias, amenazas, castigos, presiones, acciones para hacer sentir culpa y casi no hay oportunidades para comunicarse, entonces se estará formando una autoestima baja.

La familia es el lugar  donde se inician los sentimientos e ideas que uno tiene sobre sí mismo (autoestima).

Durante los primeros 5 o 6 años, la autoestima del niño se forma casi exclusivamente en la familia. Después, cuando empieza la escuela, intervienen otras influencias, pero la familia sigue siendo importante durante toda esta etapa y más tarde durante la adolescencia. De esta forma, las personas y situaciones con las que el niño se enfrenta más adelante, tienden a reforzar los sentimientos de valor, o falta del mismo, que haya aprendido en el hogar. Así un niño de autoestima alta, puede sobreponerse a muchos fracasos escolares o con sus semejantes. Mientras tanto, un niño de autoestima baja, puede tener muchos éxitos y sin embargo seguirá sintiendo una duda constante respecto a su propio valor.

De lo anterior podemos concluir que la etapa en la que más aportaciones podemos hacer para formar una buena autoimagen de los niños es durante la infancia, la cual se debe reafirmar más adelante durante la adolescencia. Sin embargo es muy importante mencionar que ES POSIBLE INCREMENTAR LA AUTOESTIMA SIN IMPORTAR LA EDAD.

 

¿Cuáles son las cosas que debemos propiciar en casa para fortalecer la autoestima de nuestros hijos?
 
  • Amar y respetar a los hijos tal como son
  • Ser padres modelo para ellos (eduquemos con el ejemplo)
  • Propiciar un ambiente democrático en el hogar; esto significa que tanto padres como hijos distribuyen responsabilidades a la medida de su madurez
  • Integrar un hogar estable
  • Fomentar la responsabilidad en los hijos
  • Establecer reglas y límites en la familia

Es importante dejar al niño tomar sus propias decisiones. Si se equivoca, no debemos sancionar con un “yo te dije….”. Debemos orientar a los hijos fomentando la independencia, el respeto y el amor. Cuando el niño toma alguna decisión equivocada es la oportunidad para orientar y educar, es la ocasión para apoyarlo y que adquiera seguridad sobre sus actos, esto contribuirá a hacerlo responsable.

Los padres deben dar libertad a los niños de tomar sus decisiones y llevar a cabo sus tareas. Cuando realizan una tarea de manera adecuada, deben alentarlos con frases como “muy bien”, “este trabajo te quedó mejor que el anterior”, “cada vez lo haces mejor”. Por el contrario, cuando la actividad la realizó mal, los padres pueden utilizar frases que lo motiven a intentarlo de nuevo “Está mal, pero inténtalo de nuevo”, “Está mal, pero fíjate como debes hacerlo”, “Busquemos la respuesta correcta a este problema”, “Busquemos juntos la solución a esto”.

Como papás debemos promover la independencia de los hijos. Respetemos su individualidad. Lo anterior se fomenta con pequeñas acciones como dejar que elijan su ropa, lecturas, juegos, amigos, distribución de su tiempo libre, entre otras. En lo anterior siempre podemos orientarlo pero no imponer nuestras decisiones.

Es importante no comparar a los hijos entre sí. O no comparar a los hijos con otros niños. También es muy importante no condicionar el amor de los padres a las acciones de los hijos.

Evite frases como:

  • Eres tonto
  • Ya no te quiero
  • Nunca entiendes nada
  • Te lo dije
  • No serás capaz de lograrlo

La autoestima es resultado del autoconcepto que tiene el niño y del valor que cree tener. Para lograr que la autoestima sea positiva, desde pequeños debemos favorecer:


  • amor
  • respeto
  • confianza
  • responsabilidad
  • independencia
  • buenas relaciones interpersonales
 
 
De esta forma el niño podrá tener una buena autovaloración, autorespeto y autoaceptación.



Los invito a revisar el artículo de sobreprotección. Debido a que no debemos confundir el crear una buena autoestima de nuestro hijo con sobreprotegerlo. La sobreprotección implica falta de confianza en las decisiones que toman nuestros hijos y fomenta la dependencia con los padres, lo cual los hará carecer de seguridad en sí mismos. La sobreprotección no es buena en la formación de la autoestima de los niños.
 
 









 
 







Artículos que también pueden interesarte:
 



1 comentario:

  1. Los chicos,desde el año hasta los 5 o 6 años son,perdonen la exprecion,pero son como esponjas para asorber con mucha capacidad de aprendisaje,en ese tiempo de sus vidas son una fuente de asorber,depende de lo que nosotros,los padres le enseñemos y que puedamos estar controlando cuando escuchan algo que puede ser malo,para que lo axsorban,explicarles porque esas palabras nose dicen ,como por ejemplo que eschuchen un insulto lo ban a axsorber entonces esplicarles que si repiten las malas palabras se les ba hacer costunbre y tambien en esa etapa como axsorben todo,que nose sientan apartados osea esta asorbiendo todo,si los hacemos dormir solos aprenden a estar mas lejos de sus padres,si durante esos 4 años les dedicamos tiempo y que vean que estamos juntos,nos nesesitamos,es lo que ban a axsorber para cuando sean grandes y para mi pesamiento los chicos con discapasidad tambien es lo mismo lo que les lleba mas tiempo,si hablamos de discapasidad mental es como un chico en el colegio que en varias ocasiones uno aprende a leer antes que otro,pero los chicos en general que tengan discapasidad o no simpre ban a axsorber lo bueno que le enseñemos o lo malo hacer educado o atrebido,abeces pasa que con 3 años de repente dicen una mala palabra,que es muy grasioso para esa edad y como es grasioso se lo festejamos,pero es un error porque 1 a 5 o 6 axsorben,asi que mucho cariño pero ezplicarles cada cosa que este mal,acerles sentir que son una parte nuestra ,de alma y corazon

    ResponderEliminar